CRISTALIZACION DE NEUMATICOS

Cómo detectar la cristalización en los neumáticos

Este estado reduce drásticamente la adherencia y compromete la seguridad

Con el paso del tiempo, el neumático puede perder elasticidad y cristalizase, debido al deterioro de sus propiedades químicas. En este estado se reduce drásticamente la adherencia, aumentando la distancia de frenado y la probabilidad de sufrir aquaplaning en caso de lluvia. En definitiva, comprometiendo la seguridad del vehículo.

La cristalización puede producirse cuando el vehículo pasa mucho tiempo a la intemperie, con altas temperaturas y radiación solar, con humedades bajas y por el envejecimiento del neumático. A la hora de reconocer este estado, desde Open apuntan que su aspecto no cambia, ni sufre un desgaste visual. No obstante, pierde el agarre.

Para saber si un neumático esta cristalizado se puede utilizar el siguiente truco:  hundir la uña del dedo en el dibujo del neumático. Si la goma está blanda y se puede hundir la uña, no está cristalizado. En el caso de que no se consiga hundir, los neumáticos están cristalizados y deben sustituirse.

En caso de duda, lo mejor es  consultar al mecánico de confianza, y tener en cuenta que en general, se recomienda que un neumático que supere los cinco años de uso sea revisado por un especialista, y transcurridos diez años desde su fecha de fabricación, se sabe que ya no ofrecen la misma seguridad.

Lo recomendable es evitar que los neumáticos reciban mucha radiación solar, se expongan a temperaturas extremas y evitar el uso de neumáticos con más de diez años de edad.