AHORRAR EN NEUMATICOS Y EN COMBUSTIBLE

Revise la presión de los neumáticos y la alineación de los ejes si quiere ahorrar dinero en combustible y ruedas

Realizar un correcto mantenimiento del automóvil es una cuestión esencial que afecta a la seguridad en la conducción, máxime en fechas señaladas como Semana Santa, unos días repletos de expediciones que comenzaron el viernes pasado y en los que se esperan más de 15 millones de desplazamientos por las carreteras españolas. Además, el control de la presión de los neumáticos y la alineación de los ejes también suponen un impacto económico, pues son determinantes tanto para ahorrar en combustible como para alargar la vida de las ruedas, evitando un desgaste prematuro que se cifra hasta en un 20%. | La importancia de ‘calzar’ un buen neumático: así responde un coche con ruedas ‘low cost’ y de alta calidad.

La alineación incorrecta genera un desgaste irregular de las gomas, más fatiga en los elementos mecánicos y un peor comportamiento del vehículo. Por ejemplo, un neumático en un eje desalineado sufre un desgaste tan rápido que el dibujo desaparece en un recorrido de entre 4.000 y 6.000 km, el efecto es similar al de una lija.

Además, dado que los neumáticos son el único punto de contacto con el asfalto, su estado es fundamental para dar seguridad en la carretera. En concreto, “una mala alineación puede aumentar la resistencia a la rodadura hasta un 80% y un error de sólo 2,5 en el ajuste de un eje puede incrementar el consumo en un 16%. Por el contrario, un neumático con desgaste regular responde adecuadamente y el conductor es más capaz de controlar su vehículo”.

¿Cómo puede ocasionarse?

Una situación que desajusta significativamente al alineado de las ruedas es el impacto que se produce al golpear contra bordillos y el paso por baches de forma reiterada o a mucha velocidad. Por ello se antoja esencial practicar un control exhaustivo de cualquier bulto o irregularidad en los flancos de las cubiertas, ya que son signos inequívocos de daños en la estructura del neumático.

Asimismo, es recomendable verificar de manera habitual la alineación de su vehículo y siempre que se monten neumáticos nuevos como medida preventiva. De igual forma es muy importante corroborar la profundidad del dibujo regularmente y sustituir el neumático antes de que la profundidad del dibujo sea inferior al límite legal de 1,6 mm. No obstante, por seguridad, se aconseja cambiarlos cuando sea inferior a 3 mm.

Para asegurar la correcta presión de inflado de los neumáticos, se debe revisar al menos una vez al mes -con el neumático en frío-; controlar que se ajusta la presión según la información facilitada por el fabricante de neumáticos; y, finalmente, lo ideal es habituarse a realizar esos controles antes de cada viaje.

“Vigilar la presión de las ruedas contribuye a reducir los gastos de mantenimiento, el consumo de carburante y las emisiones de CO2”. Un dato muy significativo es que un neumático que circula con una presión un 20% inferior sufre un desgaste que disminuye su vida útil un 16%, es decir que si la cubierta tiene una durabilidad estimada para 40.000 km, pierde la capacidad de recorrer al menos 6.400 km.