Qué sistemas deben revisarse antes de trayectos largos

En los próximos días la DGT prevé 45,7 millones de desplazamientos con la operación salida del mes de agosto. Con el fin de evitar averías en estos viajes, estos son los elementos de importancia en un vehículo a revisar  antes de emprender un trayecto largo.

Entre los elementos  que hay que comprobar están los neumáticos, ya que con el calor su presión varía. No obstante, este aspecto debe revisarse periódicamente y sustituir las cubiertas cuando la profundidad del dibujo de la goma sea inferior a 1,6 milímetros o sufra deformaciones, golpes o desgaste irregular.

Además, una mala alineación de las ruedas afecta al desgaste de los neumáticos y a otros elementos de la dirección y la suspensión del coche, que debe revisarse cada 20.000 kilómetros.

El aceite y el filtro del coche son otros de los elementos que resultan de especial importancia, sobre todo en los vehículos diésel con filtros antipartículas. A esto hay que añadir que hay comprobar el líquido refrigerante, que previene el calentamiento del motor del coche y si no está en buen estado, será necesario cambiarlo.

Por lo que se refiere al circuito de climatización, este es un elemento de seguridad vital en la carretera, por lo que hay que comprobar la carga de aire y su perfecto funcionamiento para asegurar el confort y bienestar para el conductor.

Otro de los aspectos importantes es el sistema de frenado, teniendo que controlar el estado de las pastillas cada 10.000 kilómetros. Los discos de freno también deben comprobarse cada vez que se cambien las pastillas y sustituirse cuando el disco esté ovalado, oxidado, arañado, presente un reborde o el espesor sea inferior al límite establecido por el fabricante.

Asimismo, periódicamente tiene que comprobarse el líquido de frenos y sustituirlo cuando la temperatura de ebullición sea inferior a la establecida.